Un nuevo esfuerzo común a favor de los 5

1 de diciembre del 2005

 

 

 

Miami.-  Un nuevo esfuerzo internacional con el propósito de recaudar los fondos necesarios para desarrollar una campaña publicitaria continua para influir en la opinión pública a favor de la libertad de nuestros 5 compatriotas: Gerardo, Ramón, Antonio, Fernando y René fue recientemente decidido, después de un cuidadoso análisis, por el Comité Nacional pro Libertad de los Cinco de Estados Unidos.

 

La necesidad de esta nueva campaña de recaudación de fondos se hace necesaria dada la decisión tomada, el pasado 31 de octubre, por el Pleno del Tribunal de Apelaciones del Onceno Circuito (compuesto por sus doce jueces en activo) de aceptar la petición de la fiscalía de reconsiderar la decisión unánime del Tribunal de tres jueces del propio Onceno Circuito, emitida el 9 de agosto pasado, que anuló el juicio y las condenas de los 5.

 

Es en extremo inusitado que el pleno de un tribunal federal de apelaciones decida reconsiderar una decisión unánime de un tribunal de su propio circuito.  Especialmente una como ésta basada en un exhaustivo análisis de los hechos específicos del caso.  Esa decisión unánime argumentada por el tribunal en 93 páginas demuestra, sin lugar a dudas, cómo fue imposible en Miami garantizarle a los 5 un jurado y, por lo tanto, un juicio imparcial, requisito constitucional garantizado a toda persona por la VI Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos. Al violársele a los 5 ese derecho fundamental el Tribunal de Apelaciones de tres jueces dictaminó, en agosto pasado, la anulación del juicio por haber este tenido lugar fuera de los parámetros jurídicos establecidos por la Constitución.

 

Por qué entonces el Pleno del Tribunal decidió reconsiderar esa decisión es una cuestión que, dada la información disponible, nos arrastraría a un terreno especulativo. Aunque porque no se puede descartar que razones de índole política hayan influido de alguna manera en la decisión del Pleno del Tribunal, lo que la situación requiere es la formulación de una respuesta, por parte de los que estamos comprometidos en obtener la libertad de los 5, que finalmente logre que se les haga justicia.

 

Parte fundamental de esa respuesta es precisamente la decisión de llevar adelante esta ambiciosa, aunque imprescindible, campaña publicitaria, que de manera central incluye lograr el acceso a la gran prensa y provocar su interés, dadas las innumerables violaciones de fundamentales derechos procesales –analizados y defendidos en la decisión del Tribunal de Apelaciones que anulara el juicio--, en los aspectos esenciales del caso de nuestros 5 compatriotas.

 

Para garantizar el éxito de esta campaña se necesitará recaudar un total de $250,000 durante los próximos seis meses, $100,000 de estos en tres meses.  Las diferentes organizaciones y coaliciones de organizaciones que componen el movimiento a favor de los 5 en Estados Unidos y en otros países se han comprometido en este magno esfuerzo común que ratifica su cabal entendimiento de esta causa y su solidaridad con la misma.

 

No es éste asunto de menor cuantía. Muy al contrario. Si extraordinario fue el esfuerzo internacional que logró recaudar los $60,000 necesarios para publicar el anuncio dando a conocer el caso de los 5 en marzo del 2004 en el New York Times éste es mucho mayor. Y en su inmensa mayoría aquellos que componen, a nivel nacional e internacional, el movimiento a favor de los 5 son trabajadores y estudiantes, gente que no dispone de mucho dinero, y aquel de que dispone lo necesita para sobrevivir. Todos estamos conscientes de los sacrificios que serán parte de este esfuerzo.

 

Aunque en esta ocasión para lograr que finalmente se haga justicia con los 5, a favor de esta noble causa está la decisión unánime del pasado agosto del Tribunal de Apelaciones que anuló el juicio y las condenas.  Loable decisión que asegura a este nuevo esfuerzo en esta larga campaña la legitimidad jurídica, además de la legitimidad moral que siempre ha sido parte integral de la misma, para sumarle nuevos sectores de opinión.

 

El pasado 15 de noviembre el Pleno del Tribunal dio a conocer el calendario a seguir en este proceso de apelación, así como las dos cuestiones que le conciernen en el mismo: el derecho del Tribunal Federal de Distrito, en Miami, de denegar las mociones de cambio de sede, y el proceso durante el juicio para lograr obtener la selección de un jurado imparcial.  El Pleno del Tribunal estableció que todos los argumentos por escrito por ambas partes –la Defensa y la Fiscalía- tienen que entregárseles para el 27 de enero del 2006.  Y fijó para el próximo 13 de febrero la fecha para la celebración de la audiencia oral en la ciudad de Atlanta, sede del Tribunal.

 

De acuerdo al calendario esta vez el proceso de apelación será más rápido que el anterior.  Por lo tanto, mucho tenemos que hacer en poco tiempo los que estamos comprometidos en lograr -haciéndose justicia- la libertad de los 5. fin