Sobre esto que llamamos Miami (II)

15 de marzo del 2007

 

 

 

Miami.-  En verdad a veces creemos que conocemos la ciudad en que vivimos y su gente aunque realmente se nos escapa de nuestros conocimientos sobre esto mucha información importante que es lo que fundamenta nuestra vivencia en el espacio que habitamos.  Por eso regreso y, regresaré en el futuro, a tratar el tema de esto que llamamos Miami.

 

Repito que comúnmente llamamos Miami a toda el área metropolitana que realmente es el condado Miami-Dade.  Miami es sólo una de las 35 municipalidades que junto a las áreas no incorporadas a ninguna municipalidad forman la totalidad de este condado. De acuerdo a las cifras del Censo del año 2000 –que es la fuente de la información brindada, a no ser que de otra manera lo señale—Miami-Dade tiene una población de 2,253,362 habitantes y un área de 2,431 millas cuadradas (6,297 km2) de la cual 1,946 mi2 (5,040 km2) es tierra firme.

 

El 52% de la población del condado vive en áreas sin incorporar, gobernadas directamente por un gobierno metropolitano. De entre las 35 municipalidades, las que llamamos áreas incorporadas, la ciudad de Miami es la de mayor extensión territorial y  población.

 

Miami fue incorporada como ciudad, contando un poco más de 300 habitantes, hace sólo 111 años, en 1896, un 28 de julio…28…(casi, casi; por poquito…).  Su extensión territorial es de 55.27 mi2 (143.15 km2), haciéndola la segunda ciudad de mayor extensión territorial en nuestro estado (la primera es la ciudad de Jacksonville), y la número 45 en el país. De acuerdo a los estimados del Censo del año 2006, su población era de 391,355 personas.  Por estas razones Miami también es sede del gobierno metropolitano.

 

En la ciudad de Miami los latinos y nuestros descendientes componemos el 65.8% de su población; los afroamericanos, el 22.3%; los blancos, no latinos, solamente el 11.8%; y los haitianos el 5 %.  De entre los latinos, el 34.1% somos cubanos, 5.6% nicaragüenses, y prácticamente hay igual porcentaje de puertorriqueños; y el 3.3% son hondureños.

 

El salario anual per capita era, en al año 2000, de $15,128. El 28.5% de la población y el 23.5% de la familias en esta ciudad viven bajo el nivel de pobreza, incluyendo el 38.2% de aquellos bajo18 años de edad, y el 29.3% de aquellos con 65 y más años de edad.  En términos de personas graduadas de high school (pre universitario) Miami es la penúltima ciudad en Estados Unidos; el 23% de sus habitantes no poseen ese título o su equivalente.

 

Hialeah es la segunda ciudad de mayor población en el condado Miami-Dade.  Según estimados del Buró del Censo, en el año 2004, su población era de 224,522 personas, convirtiéndola en la quinta más populosa ciudad en nuestro estado. Fue incorporada como ciudad en 1925 con una población entonces de 1,500 habitantes.  En 1960, justo en el año del comienzo del éxodo masivo de cubanos al sur de la Florida, su población era de 66, 972 personas. Su área es de 19.7 mi2 (51.51 km2). Su nombre, como el de Miami, es de origen aborigen, queriendo decir en idioma Muskogee pradera bonita; exagerados los Muskogee.

 

Hialeah figura como la ciudad en Estados Unidos cuya población más habla el español como primer idioma. Más del 85% (85.17%) de su población es latina o de origen latino, convirtiéndola también en la ciudad con mayor población latina o de origen latino, no sólo en el condado, sino en el país. En el año 2000, los cubanos y nuestros descendientes éramos el 62% de su población, así que Hialeah es también la ciudad donde más cubanos vivimos. Alrededor del 10% de su población es blanca, no latina, y el 2.41% es afroamericana.

 

El salario anual per capita, en el año 2000, era $12,402, casi $3,000 anuales más bajo que el de los habitantes de la ciudad de Miami. Según el Buró del Censo, el 18.6% de su población y el 16.0% de sus familias viven bajo el nivel de pobreza, incluyendo el 22.2% de aquellos bajo la edad de 18 años y el 22.4% de aquellos con 65 y más años de edad.

 

Hoy pudimos tratar y conocer de datos que nos hacen conocer mejor el lugar donde vivimos.  En futuros trabajos conoceremos más sobre este peculiar espacio que llamamos Miami. //